Tracks

01. Nuevo Mundo
02. El Anticiristo
03. El Regreso
04. Perdido
05. Hacia El Infierno
06. El Amor De Una Madre
07. Contra El Viento
08. En Un Lugar Sin Dios
09. Tu Ausencia
10. El Último



01. Nuevo Mundo

Lejos de mi tierra he buscado
un lugar donde arraigar.
Busqué un paraíso, y el inferno es
lo que acabo de encontrar.

Aquí yo no soy bienvenido,
aquí soy una lacra en la sociedad...
tan sólo soy, tan sólo es
un largo viaje a la esperanza.

Y soy semilla de ilusión,
culpable de traición
si caigo en el camino.

Soy el pájaro de luz
que quiere escapar
de un triste destino.

Y a mi tierra no puedo volver...
lo que me pudo dar, me lo dió.
He dejado hijos y mujer;
la esperanza de mi gente soy yo.

Quien me cierre los caminos,
que se pare a pensar
que lucho por los míos,
y no puedo abandonar.
No hay marcha atrás...


02. El Anticiristo

Me expulsaron de los cielos...
a la batalla se perdió.
Fuí condenado al infierno
por su inmensa compasión.

Y, aunque hijo de él,
yo sé que he nacido libre...
libre para elegir
cual es mi decisión.
Tenga o no la razón,
me es indiferente;
el camino a seguir,
tan sólo lo marco yo.

Tan sólo yo... tan sólo yo...

Quería esclavos, no fieles;
se creía un padre
y era un dictador.
Todo aquel pueblo oprimido
tiene derecho a la rebelión...

Y, aunque hijo de él,
yo sé que he nacido libre...
libre para elegir
cual es mi decisión.
Tenga o no la razón,
me es indiferente;
el camino a seguir,
tan sólo lo marco yo.

A veces pienso
en regresar,
postrarme ante él,
pedir perdón...
Sería asumir,
mi rendición.

EL CIELO ES
TU ESPERANZA;
DE ALLI TE LLEGARÁ
EL PERDÓN...
Y miro hacia el cielo
sólo para gritar.

Yo sé que he nacido libre...
Libre será mi decisión.
Tenga o no razón,
me es indiferente;
el camino a seguir,
lo marco yo.

Yo sé que he nacido libre...
Libre será mi decisión.
Tenga o no razón,
me es indiferente;
el camino a seguir,
lo marco yo.

Lo marco yo...


03. El Regreso

Inuncado en alcohol. ¿qué vió ella en tí...?
Cuñentame qué te pasó, quién te hizo así...
Arrancaste mi niñez con el miedo y el dolor;
convertiste nuestro hogar en el mismo infierno.

Mientes tanto que no creo tu llanto...
Hoy he vuelto sólo a por tí...

Mírame bien... contemplarás a alguien
que no has visto jamás.
Cachorro ayer, hoy soy león;
ahora, la ley la marco yo.

Me obligaste a huir... ella se quedó.
Sé todo lo que ocurrió; ella me escribió...
Me mandaba sus ahorros, esos que pedías tú.
Soñaba con regresar, mandarte al infierno...

Mientes tanto que no creo tu llano...
Hoy e vuelto sólo a por tí...

Mírame bien... contemplarás a alguien
que no has visto jamás.
Cachorro ayer, hoy soy león;
ahora, la ley la marco yo.

Mírame bien... contemplarás a alguien
que no has visto jamás.
Cachorro ayer, hoy soy león;
ahora, la ley la marco yo.


04. Perdido

Puede que un día
sepa quién soy;
saber de dónde vengo
y saber a dónde voy.
En realidad, ¿qué se de mí...?
Tan sólo algunas cosas
que he acertado a descubrir

No tengo ningún recuerdo
de aquella vida anterior...
Perdido en este universo,
sin ley... sin razón.

Quiero un día despertar y,
al fin, poder recordar
el por qué hago una cosa
sin haberla hecho jamás.
Encontrar la solución
a este mar de confusión;
encontrarme con mis padres,
mis amigos, mi amor...

Si es que lo hay...
sé que lo hay,
pues noto un vacío
dentro de mi corazón.
¿Dónde estará?...
¿Me buscará?...
Ahora estoy perdido
y me deben de encontrar.

Recuerdo algún momento...
igual que una visión...
Lo que ya no diferencio
es realidad de ilusión.

Quiero un día despertar y,
al fin, poder recordar
el por qué hago una cosa
sin haberla hecho jamás.
Encontrar la solución
a este mar de confusión;
encontrarme con mis padres,
mis amigos, mi amor...

Si es que lo hay...
sé que lo hay...

Recuerdo algún momento...

Quiero un día despertar y,
al fin, poder recordar
el por qué hago una cosa
sin haberla hecho jamás.
Encontrar la solución
a este mar de confusión;
encontrarme con mis padres,
mis amigos, mi amor...

Puede que un día...


05. Hacia El Infierno

Arruinaste mi pasado,
mi presente... mi razón.
Para ti yo era un juguete;
tú eras gato y yo ratón.

Te odiaba demasiado;
y el odio no deja ver que
una guerra entre dos hombres
sólo tiene un final:
uno muere, otro vive...
pero nadie ganará.

No... no fuí yo quien venció...
todavía sigo aquí.
Siento en el corazón
el frió del invierno.

No.. no fui yo quien venció...
todavía sigo aquí.
Fuiste tú quien llevó
mi alama hacia el infierno.

Sabes que...
No... no fuí yo quien venció...
todavía sigo aquí.
Siento en el corazón
el frió del invierno.

No, no fuí yo...


06. El Amor De Una Madre

Mírales... sólo un ciego no puede ver
Las palabras de amor a través de su mirada
el dolor atenaza el jóven corazón.
Ella le da su amor, pero eso no le basta...

Y le pidió que acabara pronto
con todo el dolor que su alma aguantaba.
Él decidió que la madre que una vez vida le dió,
ahora se la quitara.

El dolor también era su dolor, sin poder ayudar
a un hijo que se ahogaba...
Decidió, sin pensar en ley o en Dios,
sólo una razón: su hijo la necesitaba.

Le acompañó hasta el cielo.
De la mano le llevó; el dolor amainaba...
Él la miró y apretándole la mano, sonrió.
Su vida se apagaba...

Se la juzgó: ni el jurado ni la gente
comprendió lo que ella intentaba...
No hay compasión.
La llamaban asesina y , en prision,
una madre lloraba...


07. Contra El Viento

Recuerdos de cristal... de aquello que ocurrió...
qué lejos queda todo cuando se siente dolor.
Condenado a morir, nada que negociar:
la vida es un juego y todo tiene un final.

Tumbado en una cama, colgado de un hilo de voz...
perdido en ese mundo, que es para él su habitación,
ve pasar los minutos desde un cruel viejo reloj:
conoce las miradas, la esperanza murió.

Dicen que pronto partirá a ese lugar
donde no hay mal ni pasa el tiempo.
Quiere dormir y despertar,
quiere volar un dia más... contra el viento.

Observa alrededor lo fácil que es vivir;
aquel que todo tiene no se cree ser feliz.
Su sangre espera ya la hora de su fin...
qué pronto renunciamos sin ni siquiera combatir.

Él no cree en milagros, sabe que querer es poder:
aquel que nada quiere, nada puede obtener.
Viviendo los segundos como una oportunidad
de jugar la partida, luchando hasta el final...
hasta el final...

Dicen que pronto partirá a ese lugar
donde no hay mal ni pasa el tiempo.
Quiere dormir y despertar,
quiere volar un dia más... contra el viento.


08. En Un Lugar Sin Dios

Ví en mi sueño
oscuridad a mí alrededor.
Os ví llorar... y en mi sueño
había algo aterrador:
Oí las campanas,
sentí latir mi corazón...
Sentí el frescor de la mañana...
la mañana de mi adiós.

Quiero escapar, quiero salir,
quiero reunirme junto a tí.
No aguanto más la oscuridad,
me falta el aire al respirar.
Quiero escapar, quiero salir...
¿qué es este sitio?...
¿qué hago aquí?...
No tengo ganas de imaginar
que ha llegado mi final...

Estoy sentado en un
lugar del cementerio;
veo como me acompañais
en mi entierro.
Intento gritar, pero ya sé
que no puedo despertar,
huir de este lugar sin Dios...

No sé si es un sueño
del cual soy dueño
o símplemente es
la pura realidad.
No sé si vivo o quizás muerto.
Perdido en el camino
al mas allá,
tan sólo quiero despertar...
tan sólo quiero despertar.

Quiero escapar, quiero salir...
¿qué es este sitio?...
¿qué hago aquí?...
No tengo ganas de imaginar
que ha llegado mi final...

Estoy sentado en un
lugar del cementerio;
veo como me acompañais
en mi entierro.
Intento gritar, pero ya sé
que no puedo despertar,
huir de este lugar sin Dios...

No puedo...


09. Tu Ausencia

Déjame enterrar el corazón
que mataste ayer.
Es tan duro recordar...
Encontré en tu sonrisa
la estación donde descansar.
Cuánto me equivoqué...

Hoy no sale el Sol,
aún llueve en mi interior...
sin compasión.
Debo pagar por confiar en esa cara
de sonrisa angelical.

Y yo, condenado a desconfiar,
a olvidar sin querer olvidar...
te he perdido, y aun no se por qué.

Dentro de mí siento un volcán
de ira y pena por igual,
quemando mi corazón.
Te imaginé, te conseguí...
después de todo, te perdí...
Sólo me queda
el dolor de tu ausencia.

Y yo, condenado a desconfiar,
a olvidar sin querer olvidar...
te he perdido, y aun no se por qué.

Siento tu ausencia...


10. El Último

El cielo infinito contempla
el despertar de una nueva era,
aquella en que todo lo bello
renacerá para no mormir.

Jamás pude imaginar que vería
el fin de los tiempos;
hoy ya no hay dolor,
pena o maldad...

Tan sólo siento la calma
que asola la ciudad
donde nadie habita ya...
y en mi corazón, la nostalgia
recuerda viejos tiempos...

No... ésto no es real...
es una visión o tan sólo un sueño.
Esta calma no es tranquilidad,
sólo hedor a muerte.

Hoy, las estrellas son la única luz
que alumbra mis miedos.
Sé que ya no hay nada a lo que temer,
porque todo ha muerto.
Señor... si es tu voluntad,
mándame al mismo infierno.

No... ésto no es real...
es una visión o tan sólo un sueño.
Esta calma no es tranqulidad,
sólo hedor a muerte.

No... ésto no es real...
No es tranquilidad...